Nacionales

¿Qué pasará con los precios de las gasolinas en el resto del año?

Ciudad de México.- Los precios de las gasolinas se preparan para seguir su alza entre mayo y septiembre de este año, por los aumentos cíclicos debido al inicio de la temporada vacacional de verano, y por el incremento en el precio internacional de la mezcla del crudo.

Los estadounidenses vivirán los precios de gasolina más altos en los últimos cuatro años, lo que impactará a los ingresos de cada hogar del país vecino.

“Los precios de la gasolina en el verano de 2018 será de 26 centavos por galón más alto que el precio promedio del verano anterior” explica la Agencia de Información de Energía de Estados Unidos (EIA por sus siglas en inglés) en un reporte difundido la semana pasada.

La agencia estima que los precios de la gasolina promediarán 2.74 dólares por galón en este periodo, frente a los 2.42 dólares de 2017, y frente a los 2.11 dólares de 2016. Este precio promedio se ubica como el más alto desde 2014, cuando alcanzó los 3.66 dólares por galón.

El aumento del precio se debe a que la mezcla de petróleo ha alcanzado sus máximos niveles en casi cuatro años, al promediar 63 dólares por barril en la mezcla Brent.

Y estos incrementos se reflejarán en los precios para los consumidores mexicanos, debido a que el país importa la mayor parte del combustible que consume desde Estados Unidos.

Además, las tensiones en Medio Oriente, por las represalias de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia contra Siria, han afectado al alza los precios internacionales del crudo, que de por sí ya venían con aumentos a lo largo de este año.

“El precio del petróleo está respondiendo al alza, sobre todo por un componente geopolítico de lo que estamos viendo en Siria, por el recrudecimiento de las condiciones en Irán, y el volumen que sale del mercado por los problemas de Venezuela. Todo esto impacta y puede que siga hacia el verano, que además es la temporada de mayor consumo”, dice Ixchel Castro, analista del sector para la consultora Wood MacKenzie.

Los automovilistas mexicanos han visto precios más altos a lo largo de ocho meses seguidos, al momento de llenar su tanque. Estos factores harán que la tendencia se mantenga.

“Lo que podemos esperar es que el valor de las gasolinas comience a incrementarse hacia el verano, y más o menos reducirse de septiembre en adelante”, añade Castro.

Este impacto también se verá moderado por la política de estímulos fiscales que aplica la Secretaría de Hacienda que puede reducir el impuesto que se cobra a cada litro de gasolina, y por tanto el precio al consumidor final, destaca el especialista del sector energético, Ramses Pech.

“El inconveniente que tenemos es que, como México no es un mercado abierto, sino controlado todavía por la Secretaría de Hacienda, la pregunta es saber cuánto va a ser el estímulo que va a dar”, dice el especialista.

La dependencia ha llegado a disminuir la carga impositiva sobre los combustibles en más del 50% para frenar los incrementos hacia los usuarios finales, aunque esto no ha impedido que aun así los precios suban desde agosto del año pasado.

Fuente: www.expansion.mx