Nacionales

Meade lanza 3 ‘pedradas’ a amlo durante su registro como precandidato del PRI

Ciudad de Mèxico.- José Antonio Meade no sólo utilizó el acto en el que fue ‘ungido’ como precandidato presidencial único del PRI para llamar a las bases del partido a apoyarlo y para delinear un proyecto de continuidad con el gobierno de Enrique Peña Nieto, también lo aprovechó para lanzar ya las primeras pedradas a quien será su principal contendiente en la carrera por llegar a Los Pinos.

Arropado por secretarios del gabinete presidencial, líderes de los sectores del partido partido, gobernadores, legisladores y cientos de militantes, el exsecretario de Hacienda criticó sin nombrar al dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien hasta ahora encabeza las encuestas para ganar lo comicios.

Estos fueron los momentos:

“EXPERIENCIA, NO OCURRENCIA”

La primera indirecta de Meade a López Obrador ocurrió cuando el precandidato priista acusó que hay quienes tienen “visiones pequeñas” y no realistas acerca del futuro del país.

“México es una nación grande y capaz de sobreponerse a los retos y desafíos. México está por arriba de visiones pequeñas y perdedoras. Para México no hay obstáculos. Vamos a proponer una vía clara, realista y sensata de lo que México puede llegar a ser”, dijo en su discurso de este domingo en la sede nacional del tricolor.

“Apostamos por la experiencia y no por la ocurrencia, por el conocimiento y no por el enfrentamiento, por la preparación y no por la improvisación; (creemos) en los programas, no en los caprichos, en las instituciones y en la ley, y no en las profecías. Las revelaciones no pueden sustituir el esfuerzo, la preparación y el trabajo”, añadió después.

La semana pasada, en una entrevista con la cadena Televisa, Meade señaló que, si bien comparte algunos diagnósticos de López Obrador sobre los problemas que enfrenta el país, no lo hace con las soluciones que plantea, pues cree que se derivan de esquemas del pasado que no han tenido resultados positivos.

“HAMBRE DE PODER”

Más adelante, Meade aseguró que él y el equipo que lo respalda buscan “servir” a México, mas no satisfacer ambiciones personales.

“Creemos en el hambre de servicio, no en el hambre de poder”, dijo.

De concretarse la candidatura de López Obrador, la elección de julio de 2018 será la tercera en la que compita por la Presidencia de la República. En 2006, el exjefe de gobierno de la Ciudad de México perdió por menos de un punto porcentual frente al panista Felipe Calderón, y en 2012, quedó siete puntos debajo del priista Peña Nieto, aunque en ninguna de las dos contiendas aceptó los resultados y en ambas acusó que hubo un fraude electoral.

Cuestionado al respecto, el morenista ha dicho en varias ocasiones que no es “un ambicioso vulgar”, sino que su afán de llegar al Poder Ejecutivo federal es lograr la “regeneración” del país y trabajar a favor de las mayorías.

“ESTAMOS CON LAS VÍCTIMAS”

La última indirecta de Meade a López Obrador se refirió a la propuesta que el morenista lanzó este fin de semana, en el sentido de que, si llega al poder, analizará que se dé una amnistía a delincuentes siempre y cuando las personas afectadas estén de acuerdo.

El planteamiento ha causado polémica entre figuras públicas y ciudadanos, y también fue reprobado por Meade durante su discurso en el PRI.

“Estamos del lado de las víctimas, no de los victimarios. Tenemos que anteponer la paz al conflicto y consolidar una cultura de respeto a la ley. El que siembra odio cosecha soledad”, dijo.

Cuando expuso su idea, López Obrador argumentó que esta medida podría ayudar a reducir la violencia en el país.

Fuente: www.expansion.mx