Internacionales

La economía de Corea del Sur crece, pese a las tensiones entre Trump y Kim

Hong Kong.- Puede que las tensiones sobre Corea del Norte estén causando alarma en todo el mundo, pero no pesan demasiado sobre la economía y el mercado bursátil de su vecino del sur.

La economía de Corea del Sur creció a su ritmo más rápido en siete años en el tercer trimestre, de acuerdo con datos del gobierno divulgados el jueves. Los expertos dicen que el impulso se mantendrá a pesar del intercambio de amenazas entre el líder norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente estadounidense, Donald Trump.

“Siempre que se evite el conflicto, Corea del Sur debería seguir creciendo sólidamente durante el próximo año”, escribieron analistas de Capital Economics en una nota de investigación. Predicen que Corea del Sur se beneficiará del sano comercio mundial, del aumento del gasto público y de una gran alza en el salario mínimo del país.

Los inversores también muestran optimismo acerca de las compañías surcoreanas. El índice de referencia Kospi ha subido a niveles récord recientemente y registra un alza de más del 22% desde el comienzo del año. Eso supera al Nasdaq y al Dow durante el mismo periodo.

El índice surcoreano ha sido ayudado por acciones de gran peso como Samsung Electronics, que han ignorado la debacle del Galaxy Note 7 del año pasado y la condena por corrupción de su líder de facto y han reportado una ganancia de más de 45% en 2017.

Las belicosas amenazas de Trump y Kim han pesado en los mercados de vez en cuando este año, pero luego se han recuperado. Los analistas dicen que la política arriesgada sobre Corea del Norte no es nada nuevo para los inversores, que han visto repetidos estallidos en la península de Corea.

Pero la situación ha tenido consecuencias reales. El despliegue de un sistema de defensa antimisiles en Corea del Sur enfureció a China, el mayor socio comercial del país, lo que provocó una fuerte caída en los turistas chinos y dificultades para las empresas surcoreanas que operan dentro de China.

El boicot por parte de los turistas chinos está perjudicando a Corea del Sur, pero otras industrias, como la electrónica, están compensando de sobra.

La economía del país se expandió 1.4% en el tercer trimestre, en comparación con los tres meses anteriores del año. Eso superó holgadamente las previsiones de los economistas y fue impulsado por un aumento del 6.1% en las exportaciones.

El principal problema que se cierne sobre la economía es el alto nivel de deuda de los hogares, según los analistas de Capital Economics. Pero esperan un aumento planificado del 16% en el salario mínimo el próximo año para apuntalar el gasto de los consumidores.

Fuente: www.expansion.mx