Nacionales

Esta es la nueva propuesta de Trump para frenar la producción de autos en México

Ciudad de México.- Las denominadas ‘reglas de origen’ que rigen la producción de vehículos en Norteamérica han sido uno de los puntos más controvertidos en la negociación del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Hasta ahora, el acuerdo permite a los fabricantes producir vehículos en México y exportarlos a Estados Unidos libres de arancel, por un lado, e incorporar componentes hechos en México en los vehículos ensamblados en Estados Unidos, por el otro.

En la región se producen 17.5 millones de autos. Y aunque la mayoría de ellos (57%) se ensamblan en Estados Unidos, Donald Trump ha prometido a sus electores frenar la creciente importación de vehículos fabricados en México para ‘regresar’ las inversiones automotrices a su país.

La clave para lograrlo está en las ‘reglas de origen’ establecidas dentro del TLCAN, por lo que Estados Unidos no ha dejado de poner sobre la mesa propuestas que inclinen la balanza a su favor.

En septiembre, propuso elevar de 62.5% a 85% el valor del contenido regional (es decir, el mínimo de partes fabricadas en Norteamérica que un auto debe tener para poder venderse libre de arancel), y reclamó que, de este porcentaje, el 50% proviniera de componentes hechos en Estados Unidos.

Finalmente desechó la idea, luego de presiones de la industria automotriz que opera en Estados Unidos, México y Canadá. Pero la semana pasada, el equipo negociador estadounidense presentó una nueva propuesta, que según los líderes del gremio en México es “más rígida e incumplible”.

“A nosotros no nos parece que sea una propuesta más flexible, sino todo lo contrario. Nuestras contrapartes de Canadá y Estados Unidos tienen la misma impresión”, dijo Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Estos son los puntos clave de la nueva propuesta:

ELEVAR PORCENTAJE DE CONTENIDO REGIONAL

Estados Unidos mantiene su propuesta de elevar de 62.5% a 85% el porcentaje de contenido regional en los vehículos que importa de México y Canadá.

“Es muy alto. Ningún otro país tiene un porcentaje tan alto”, dijo Cuevas.

Según los fabricantes, aumentar ese porcentaje de contenido regional afectará la competitividad de Norteamérica, pues los proveedores y las armadoras tendrán que empezar a comprar en la región componentes que antes importaban a precios más bajos desde Asia o Europa. “Esto encarecerá el costo de producción”, destacó Cuevas.

TEMA

SALARIAL

La nueva propuesta pide que el 40% del valor de los vehículos fabricados provenga de componentes que hayan sido producidos por empleados que reciban un salario de entre 16 y 19 dólares la hora. Estados Unidos y Canadá cumplen con este requisito. México, no.

“Ya importamos componentes que tienen estos contenidos salariales”, dijo Cuevas. No obstante, el porcentaje varia en cada vehículo y en algunos casos es menor a 40%.

Para cumplir con esta exigencia, los fabricantes de autos que operan en México tendrían que importar componentes de los dos países vecinos o elevar los salarios.

ELIMINAR LA REGLA DE RASTREO

Este concepto ahora da a los fabricantes la posibilidad de que los componentes de los vehículos que fabrican en Norteamérica sean considerados originarios de la región al 100%, mientras incorporen solo un 62.5% de insumos provenientes de Estados Unidos, México o Canadá.

“Este valor adicional que se gana en cada componente es lo que nos permite cumplir la regla actual”, dijo Cuevas.

La nueva propuesta de Estados Unidos es que se elimine el rastreo y que el porcentaje de contenido regional sea neto. Es decir, solo se tomará en cuenta el porcentaje real de contenido regional.

Los fabricantes argumentan que, al eliminarlo esto, no podrán alcanzar el 62.5% actual, y mucho menos el 85% que Estados Unidos plantea para que los vehículos que importa de México y Canadá no paguen aranceles.

CONTENIDO REGIONAL VARIABLE POR COMPONENTES

A diferencia de la regla actual, donde se maneja un mismo porcentaje de contenido regional (62.5%) para todos los componentes, la nueva propuesta abre cinco categorías con diferentes porcentajes.

La primera de ellas, denominada de ‘partes esenciales’, exige un 85% de contenido regional en siete componentes del tren motriz, entre ellos motor y transmisión.

En el resto de las categorías, se pide entre 60% y 75% de contenido regional.

¿QUÉ SUCEDERÁ?

Esta nueva propuesta sobre reglas de origen, la segunda que presenta Estados Unidos, se discutirá en la ronda técnica que inició este lunes en Estados Unidos.

Pese a la preocupación del sector, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo al inicio de la ronda que hay “una altísima probabilidad, de un 80%”, de que el TLCAN 2.0 quede listo en mayo. Moisés Kalach, coordinador del Cuarto de Junto, dijo el lunes que México puede ceder en reglas de origen automotriz, aunque no en los términos que propone Estados Unidos, sino en otras condiciones que beneficien a México.

Fuente: www.expansion.mx