Nacionales

Desde febrero Invea pidió al colegio dejar de operar por documentos falsos

Ciudad de México.- Desde hace siete meses, el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) apremió a las autoridades del colegio Enrique Rébsamen a dejar de operar como escuela, ya que el permiso de uso de suelo por derechos adquiridos que supuestamente emitió la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) en 1997 era falso, informó el titular de instituto, Meyer Klip Gervitz.

Dijo que como la escuela es catalogada un establecimiento mercantil de bajo impacto, no se procedió a su clausura, sino se impuso una multa de más de 180 mil pesos y se pidió la suspensión de actividades. Sin embargo, el colegio inició un juicio de nulidad ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, que continúa en proceso, por lo que siguió funcionando.

En conferencia de prensa, Klip Gervitz dijo que los papeles del inmueble, ubicado en Rancho Tamboreo número 19, tiene uso de suelo habitacional y sin embargo ahí operaba el colegio.

‘‘La escuela optó por no acatar la resolución y decidió impugnar la misma ante el Tribunal de lo Contencioso, juicio que actualmente se encuentra en proceso y la resolución ha sido impugnada. Normativamente no podía seguir operando, pero como se fue al juicio de lo contencioso y el tribunal en esa materia le dio la nulidad, podía seguir operando.’’

Detalló que la Asociación de Vecinos de la colonia Nueva Oriental Coapa, delegación Tlalpan, presentó una queja y solicitud de verificación el 26 de septiembre de 2016, y el personal del Invea acudió a realizar la diligencia el 25 de febrero de este año. Ahí fue donde se revisó la documentación de uso de suelo, que es competencia del Invea.

Al descubrirse que la Seduvi no tenía registro de los papeles, se presentó una denuncia por documentación falsa ante la Procuraduría General de Justicia local. El titular del Invea detalló que es facultad de las delegaciones autorizar los trámites y permisos en materia de construcciones, protección civil y establecimientos mercantiles.

Asimismo, expuso que en este caso la delegación Tlalpan debió verificar que se haya cumplido con lo manifestado y otorgar la terminación de obra y el permiso de ocupación del inmueble. En caso de que las obras no cumplan con lo requerido, las autoridades delegacionales pueden cancelar los permisos de construcción; en cambio, el Invea no tiene facultad para expedir estos permisos ni revocarlos.

Cesan a funcionario

Por la noche, la presidenta del TCA, Yazmín Esquivel Mossa, informó que si bien está pendiente de resolver un recurso de apelación del colegio contra la sentencia favorable al Invea sobre la sanción y el apercibimiento a respetar el uso de suelo, no era impedimento para que el órgano verificador continuara el procedimiento para suspender las actividades del plantel, desde el momento en que se le notificó de la sentencia a su favor el 26 de junio.

Esto, explicó, a partir de lo que establecen el artículo 41 del Reglamento de Verificación Administrativa y 73 de la Ley de Establecimientos Mercantiles.

El Invea, aclaró que su subdirector jurídico fue separado del cargo al haber generado una confusión respecto de la resolución del TCA, al considerar la admisión de dicha apelación como un acto favorable al colegio y que por tal motivo ‘‘el procedimiento de verificación no se encontraba firme’’.

Fuente: www.jornada.unam.mx