Nacionales

Avala el Senado la aplicación médica de la mariguana

Ciudad de México.- El Senado de la República aprobó ayer regular el uso de la mariguana para fines medicinales y terapéuticos, lo que permitirá la importación y comercialización de medicamentos elaborados con derivados de esa planta, así como su posterior cultivo para el mismo propósito, bajo supervisión de la autoridad sanitaria.

La reforma a la Ley General del Salud y al Código Penal Federal se aprobó en lo general con 98 votos en favor, siete en contra y una abstención, luego de un debate que duró más de tres horas en el que se confrontaron los legisladores.

Senadores de PRD y PT consideraron que la reforma es de muy corto alcance y la calificaron de muy chiquita.

El coordinador de la bancada perredista, Miguel Barbosa, sostuvo que tanto el presidente Enrique Peña Nieto como el Congreso cedieron a las presiones de grupos de poder y ni siquiera aprobaron en sus términos la iniciativa del Ejecutivo federal, que proponía elevar de cinco a 28 gramos la cantidad de mariguana que cada individuo puede portar para consumo personal.

Además, se cancela la posibilidad de liberar a miles de mexicanos que están en prisión, con sentencias hasta de 15 años, muchos de ellos jóvenes, por posesión de más de cinco gramos de mariguana, advirtieron a su vez la senadora petista Layda Sansores y los perredistas Angélica de la Peña, Armando Ríos Piter y Mario Delgado.

El debate polarizó las posturas de los legisladores. En tribuna, la senadora independiente Martha Tagle acusó al consejero jurídico de la Presidencia de la República, Humberto Castillejos Cervantes, de haber presionado e incluso de intentar que la reforma aprobada incluyera un artículo que revertía una resolución emitida el año pasado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en favor de la importación de medicamentos elaborados a base de cannabis.

Sin embargo, el presidente de la Comisión de Salud del Senado, el panista Salvador López Brito, afirmó que la reforma es un avance, ya que el uso terapéutico de derivados de la mariguana coadyuva en el tratamiento de 40 enfermedades, como cáncer, sida y epilepsia, entre otras.

El legislador panista explicó que la ley prevé que en la primera etapa se permita la importación de medicamentos elaborados a base cannabis y en una segunda etapa, cuando concluya la investigación científica sobre su aplicación en el país, se permitirá la producción nacional.

La reforma permite la siembra, cultivo y cosecha de plantas de mariguana para fines médicos y científicos, en los términos y condiciones de la autorización que emita, para ese efecto, el Ejecutivo federal, se señala en la Ley General de Salud.

La presidenta de la Comisión de Gobernación, Cristina Díaz, dijo que se trata de un logro histórico, porque se elimina el riesgo de lagunas legales, ya que se reconoce de manera puntual la posibilidad de los usos industriales de los derivados de cannabis que contengan uno por ciento o menos de tetrahidrocannabinol (THC), lo que dará certidumbre al desarrollo de amplias actividades económicas, apoyando así a familias y pequeños empresarios que se dedican a ello.

Sin embargo, los perredistas Armando Ríos Piter y Mario Delgado, así como la petista Layda Sansores, insistieron en que la reforma quedó muy por debajo de los reclamos de la sociedad.

Ganó el miedo y los prejuicios; es una reforma chiquita para un problema enorme que tiene el país y frente al desastre humanitario de la última década, recalcó Delgado.

Aunque la mayoría de los senadores de PAN y PRI se opusieron a la legalización de la cannabis con fines lúdicos, el único que se manifestó en ese sentido ayer fue el senador Marco Antonio Blásquez Salinas, del PT, quien habló contra las personas que pugnan por el libre consumo de esa maldita droga.

El petista votó en contra del dictamen que permite el uso de la cannabis con fines medicinales. Argumentó que detrás de la regulación aprobada ayer hay muchísimos intereses económicos de algunas personas públicas y de otras que no lo son. Están empezando a saborearse esas concesiones en las que van a poder producir, cosechar, transportar y obtener grandísimas ventajas económicas, de lo que va ser un negocio, afirmó.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx