Nacionales

Acto hostil de EU que requiere una respuesta enérgica: Anaya

Ciudad de México.- El candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, calificó de hostil la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de militarizar la frontera sur de su país y criticó la pasividad del gobierno de Enrique Peña Nieto ante tal afrenta.

Anoche, tras concluir su gira por tres ciudades, el aspirante presidencial difundió un video en su cuenta de Twitter en el que expone su postura ante a la decisión de Trump de enviar a la Guardia Nacional a la frontera entre ambas naciones, con la finalidad de frenar el flujo de migrantes indocumentados y de drogas.

Anaya llamó al Estado mexicano a condicionar su cooperación con el vecino del norte en materia migratoria, antidrogas, de seguridad y contra el terrorismo a cambio de que cesen los ataques contra los mexicanos y se suspenda el envío del cuerpo de seguridad a la frontera.

Esta amenaza rompe directamente con las bases de una relación bilateral entre vecinos, socios y amigos. Este acto hostil, que ocurrió además sin provocación alguna, requiere de una respuesta rápida y enérgica. Este desafío requiere que el Estado mexicano tome cartas en el asunto para defender los intereses nacionales y los derechos de nuestros paisamos en Estados Unidos.

Enfatizó que se trata de un tema de unidad nacional y no de campañas electorales. “Hay que dejarle claro al presidente Trump, que México y Estados Unidos pueden seguir teniendo una relación provechosa, de beneficio mutuo, o pasar a una relación de enfrentamiento en la cual está claro que todos perdemos. La pasividad del gobierno de México es francamente inaceptable; si Trump quiere militarizar la frontera, utilizar a los dreamers como moneda de cambio y usar un lenguaje racista, es necesario reaccionar (…) Así no se puede negociar ni se puede cooperar. Estamos convencidos de que el gobierno federal debe tomar una postura firme y que de una vez por todas dé una respuesta contundente”.

Antes, en diversos actos y conferencias de prensa en tres ciudades de Jalisco, Anaya atribuyó el origen de la tensa relación entre México y Estados Unidos a la invitación que hizo el canciller Luis Videgaray a Trump cuando éste era candidato. Más tarde, se disculpó con quienes no fueron postulados por la coalición y matizó su postura acerca de la reforma educativa, al reconocer que no se dará marcha atrás.

El abanderado de Por México al Frente comenzó la jornada con una conferencia de prensa matutina, en un hotel en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de Ciudad de México. Ahí se pronunció acerca de la advertencia que la víspera hizo Trump de militarizar la frontera (que se concretó anoche, cuando el magnate firmó el decreto respectivo) y lamentó la falta de firmeza del gobierno federal ante esa situación.

La reforma educativa, va

Insistió en que la reforma educativa se ha implementado de manera incorrecta, pero aclaró que no busca derogarla, sino cambiar la forma en que se invierte en su aplicación. “La inversión presupuestal debiera ser, por lo menos, al revés.

Se tendría que estar invirtiendo muchísimo más en la formación que en la evaluación, indicó el queretano, y dejó en claro: De ninguna manera estoy dando como planteamiento el dar marcha atrás a la reforma. A pesar de ello reiteró que la evaluación deben ser para mejorar, no para castigar a los profesores.

En Jalisco, al responder a la pregunta de un estudiante en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, se disculpó con quienes se quedaron en el camino y hubieran querido ser candidatos por alguno de los tres partidos que lo impulsan.

Anaya habló durante casi dos horas ante unos mil 500 alumnos –algunos entraron al recinto mediante un portazo– entre algunas rechiflas y vítores en favor de otros candidatos. De nuevo atrajo la atención al señalar que debería abrirse un gran debate acerca de la legalización de la mariguana en México, en el cual los ejes a discutir sean la violencia y la salud pública.

Fuente: www.jornada.unam.mx