Nacionales

El acero pone una camisa de fuerza al TLCAN (otra vez)

Ciudad de México.- México y Canadá entrarán en una camisa de fuerza para continuar la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), si Estados Unidos no amplía el periodo que exenta a sus socios de los aranceles que aplica al acero y el aluminio a nivel global.

Mañana, primero de mayo, vence la exención que Estados Unidos dio a Canadá y México para aplicarles aranceles esos productos.

Si Estados Unidos no amplía el plazo para la exención, y aplica los aranceles durante el proceso de renegociación, Canadá y México enfrentarían presión para ceder a propuestas controversiales del equipo estadounidense, y en las que ambos países han mostrado estar en desacuerdo, consideró Manuel Díaz, socio director de Seko Logistics, firma internacional de consultoría en comercio internacional y operadora logística.

Después de una reunión el pasado viernes en Washington, los jefes negociadores del TLCAN anunciaron que regresarán a sus países para hacer consultas con sus equipos técnicos, para encontrarse de nueva cuenta el lunes siete de mayo. Con ello también rebasan la fecha límite que se habían puesto para llegar a un acuerdo, que era el cuatro de mayo.

Un análisis de Citibanamex dado a conocer la semana pasada, consideró que mientras más se sigan aplazando los tiempos para lograr un acuerdo, se corre el riesgo de enfrentar resistencias por parte de la administración entrante en México (pues hay cambio de gobierno el primero de diciembre).

Citibanamex considera que aplazar los tiempos también representa riesgos adicionales para Canadá y México en la renegociación, en vista de que la exención de los aranceles está condicionada a un acuerdo en el TLCAN y es válida hasta el primero de mayo.

Los secretarios Ildefonso Guajardo, de México, y Christya Freeland, de Canadá, informaron que se prevé un pronto acuerdo para la nueva versión del tratado, pero aún hay detalles por resolver, sobre todo en el tema de reglas de origen para el sector automotriz.

“Existe la posibilidad de que Estados Unidos tome las medidas arancelarias para el acero y el aluminio para presionar puntos de acuerdo, pero también se pueden utilizar como una estrategia mediática, un show que muestre que el presidente Trump logró un acuerdo doblegando a México y Canadá”, agregó Díaz, ex presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Comercio Exterior (Imece).

El objetivo de usar el tema de los aranceles como una estrategia mediática, sería mostrar a Trump como el ganador del acuerdo, frente al electorado estadounidense, el cual votará para renovar una tercera parte del Congreso el próximo noviembre, agregó Díaz.

Los analistas de Citibanamex también observan que si los tiempos para llegar a un acuerdo se extienden a finales de mayo se intensificaría el riesgo de que Estados Unidos opte por retirarse del TLCAN.

Fuente: www.expansion.mx