Nacionales

5 gráficas que reflejan cómo fue la inseguridad con López Obrador en la CDMX

Ciudad de México.- Andrés Manuel López Obrador, precandidato presidencial de Morena, presume como exitoso el desempeño de su  gobierno en la capital de la República en materia de seguridad, ¿pero realmente qué cuentas dejó?

El aspirante, cuya candidatura también es respaldada por el PT y el PES, insiste en que el país requiere un cambio de estrategia para atender la actual crisis de violencia.

Dentro ese contexto, ha empezado a lanzar algunas propuestas, que incluyen desde planteamientos nuevos y polémicos —como dar amnistía a delincuentes si las víctimas están de acuerdo— hasta medidas que su administración ejecutó en el entonces Distrito Federal —como reuniones matutinas diarias entre los funcionarios dedicados a combatir la inseguridad.

“Cuando fui jefe de gobierno (2000-2005), por estas acciones que llevamos a cabo, se redujo la incidencia delictiva, y ahí están los datos”, dijo este domingo en un mitin en la delegación Gustavo A. Madero, donde presentó su plan en la materia.

Sin embargo, las cifras oficiales, recopiladas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), muestran altibajos sobre el estado de la inseguridad en la Ciudad de México al inicio y al final del periodo de López Obrador.

Para que saques tus conclusiones, a continuación presentamos cómo se movió la incidencia de cinco de los delitos considerados más graves para la ciudadanía.

  1. HOMICIDIO DOLOSO

López Obrador recibió la ciudad, en diciembre del 2000, con un nivel de asesinatos de 709 casos ese año. Para el siguiente, el indicador subió a 807 crímenes, y después presentó una disminución anual constante hasta que el tabasqueño dejó la Jefatura de Gobierno para competir por la Presidencia de la República por primera ocasión. Ese año fue 2005, cuando hubo 698 homicidios dolosos.

 

Asesinatos  Este delito es utilizado para dimensionar la violencia en una localidad.  (Foto: Expansión)

El número de asesinatos, un dato típicamente utilizado para dimensionar el nivel de violencia en una determinada localidad, también se mantuvo a la baja en esos años a nivel nacional, y tuvo un incremento a partir de 2007, en el contexto de la campaña contra el crimen organizado lanzada por el presidente panista Felipe Calderón (2006-2012).

  1. SECUESTRO

La cifra de secuestros venía de multiplicarse durante los años previos al periodo de López Obrador, hasta llegar a 141 en el 2000. En el primer año del gobierno del ahora morenista se incrementó en siete casos, y a partir de entonces presentó un descenso hasta llegar a 103 en 2005.

Grupos de la clase media promovieron ese año la marcha contra la inseguridad Rescatemos México, luego de secuestros de alto perfil. Dicha manifestación es recordada por haber convocado a cientos de miles de personas vestidas de blanco sobre avenida Paseo de la Reforma. En ese entonces, el gobierno de López Obrador intentó descalificarla, al señalar a sus promotores como representantes de la “ultraderecha”.

Este periodo es considerado un parteaguas para el activismo de la sociedad civil en materia de seguridad, pues impulsó liderazgos ciudadanos como el de María Elena Morera, Isabel Miranda de Wallace y José Antonio Ortega.

  1. EXTORSIÓN

El fenómeno de las extorsiones, que ni siquiera se consideraba cuando inició la difusión de la estadística delictiva, creció en todos los años del periodo de López Obrador, salvo entre 2000 y 2001, cuando pasó de 222 a 203, y entre 2004 y 2005, cuando disminuyó de 527 a 469.

  1. ROBO DE VEHÍCULOS CON VIOLENCIA

El robo de vehículos con violencia venía disminuyendo, desde niveles históricos en los años 90, y en el periodo de López Obrador se mantuvo la tendencia a la baja, aunque sin descensos radicales. Entre 2001 y 2005, pasó de 17,234 unidades a 11,594 casos denunciados, es decir, una baja de 32.7%.

  1. ROBO A TRANSEÚNTE CON VIOLENCIA

El robo a transeúnte con violencia fue otro delito que se mantuvo a la baja, salvo en un año del gobierno de López Obrador (2003). Este indicador venía de disminuir a la mitad entre 1999 y 2000 (de más de 49,000 denuncias a 24,000), y en la administración del hoy aspirante presidencial tuvo decrementos más discretos hasta ubicarse en 19,719 en 2005.

Fuente: www.expansion.mx